Cómo Cuidar Tus Discos de Vinilo (1/3) Limpieza

15 May 2019

No hay duda de que el disco de vinilo es uno de los formatos que más resisten el paso del tiempo, tanto en niveles de consumo (ha vuelto a resurgir con fuerza desde hace ya una década) como en términos de vida útil. Y es que, según los expertos, los discos de vinilo pueden sobrevivir a sus dueños en perfectas condiciones, y durar más de 100 años en sus estanterías mientras que, sus nietos los CDs, apenas duran 10 años, por muy bien que uno los trate.

Pero, ¿qué debemos hacer para asegurarnos de que nuestros discos durarán una eternidad? Te lo explicamos en esta serie de tres artículos. Hoy analizamos las mejores técnicas de limpieza de vinilos.

Los Métodos Del Cuñado Para Limpiar Tus Discos de Vinilo

Dicen que cada maestrillo tiene su librillo. Pero los experimentos siempre van mejor con gaseosa, ¿verdad?

Muchos amantes del vinilo hemos escuchado consejos de todo tipo sobre líquidos, pócimas y ceremonias ancestrales dedicadas al dios del plástico, que prometen la máxima limpieza en nuestros vinilos con resultados no siempre satisfactorios.

Uno de los métodos más utilizados y aconsejados es el del alcohol etílico. Según esta corriente de chamanes de la limpieza, un chorrito de alcohol acaba con la suciedad y los espíritus malignos adheridos por el uso y el paso del tiempo. Si bien es cierto que el disco queda impoluto a simple vista, el alcohol trae consigo además una reacción química abrasiva casi imperceptible, que daña los surcos y provoca un molesto ruido de fondo, e incluso la pérdida del brillo original del disco.

Otro clásíco del cuñado en la limpieza de vinilos es tan simple como agua y jabón. Este sencillo método consiste en mezclar agua destilada (no nos vale la del grifo, ya que deja restos de cal y otros minerales al evaporarse) y jabón neutro (la mayor parte de los jabones de uso doméstico contienen químicos agresivos que deterioran el plástico del disco). Aunque este método es menos perjudicial para nuestros discos, sigue sin ser la opción más segura y efectiva para su limpieza.

La Solución Del Experto Para Limpiar Tus Discos de Vinilo

Existe sin embargo una alternativa bastante compleja pero mucho más respetuosa para la limpieza segura de nuestros discos de vinilo. Consiste en mezclar tres partes de agua destilada con una parte de alcohol isopropílico. Aunque no es muy conocido, puedes conseguir este líquido milagroso en algunas farmacias y droguerías.

Puedes además añadir un par de gotas de detergente o jabón líquido neutro por cada litro de mezcla. Para evitar que queden partículas adheridas a la superficie del disco, utiliza siempre toallitas o paños antiestáticos. Si tus discos están muy sucios, pasa primero el paño por su superficie, con movimientos circulares en el sentido de los surcos, antes de limpiar todo el disco con el líquido. 

¡OJITO! Evita mojar la galleta del disco ya que, al ser de papel, podrías dañarla.

Conclusión

La limpieza es fundamental para el cuidado de los discos de vinilo. Si te aseguras de utilizar el producto adecuado y realizas un mantenimiento periódico de tus vinilos, los nietos de tus nietos podrán escuchar tus discos con la calidad óptima del primer día.

En el siguiente artículo de la serie Cómo Cuidar Tus Discos de Vinilo, te daremos los mejores consejos para almacenar tus discos de forma correcta.

El Mejor Sonido, Más Cerca Que Nunca.

Conoce la Fábrica de Discos de Vinilo Más Avanzada en España.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La fábrica de discos de vinilo más moderna en España.

© 2018 Press Play Vinyl